Si supieras que yo tomo arroz con leche

Salió lo criminal, risas siniestras.

Me bailaban las palabras.

Todas honestas.

Te dije lo que siento.

Todo de eso.

Te dije lo que siento.

¿No estás oyendo?

Te dije como estoy.

Gaste el aliento.

Me dediqué a mentirme.

No está sirviendo.

Escapé de lo que siento.

Me encontró al tiempo.

Al final de nuestro encuentro.

Tuve más tiempo.

Cuando todo termino. Fuera de mi mente, nunca ocurrió.

 Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional

Sufrir por un bien silencioso

Dormir viendo las estrellas, sin poder dejar de pensar en una sonrisa. Otro cliché de fin de semana de parte del que siempre queda fuera

Me gustaría contarlo todo desde un principio, pero últimamente no se si esto empezó en cuanto te conocí o si cualquier oportunidad murió incluso antes de existir.
La otra noche entre tragos y falta de sueño salió el secreto de mis labios, hable de ti con alguien mas y me recomendaron lo que siempre he sabido, lo que nunca me atreveré a hacer.
No es que no quiera, pero entre cada sonrisa y cada mirada no se si alegrarme o simplemente llorar, no se si abrazarte y nunca soltarte o alejarme antes de hacerme mas daño.

Dormí con frió, merecía sentir la soledad de la noche, me tendí en el suelo, con nada mas que música y cobardía.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional

Ese niño enamorado

Despierto mirando el mismo techo que he visto desde que tengo memoria, y me pregunto si debería dejar mi pelo crecer, me pregunto si debería cortarlo, pienso en que veré a mis amigos y me divertiré pero luego recuerdo que soy un eco en la platica común, que no tengo algo que me caracterice.
Me nacen deseos de ensuciarse, de salir y terminar jodidos y se que no soy el único.
Unas ganas de salir y vivir todo lo que necesito, algo que llene mis vacíos creativos, hacer alborotos sin sentido y prender en el ambiente un deseo de aventura.
Pienso en enamorarme y ser otra vez ese que habla todo el día y escribe cada noche, tener el impulso de escribir para alguien, amar lo que escribo y amar mas a quien se lo dedico.
Todo lo que alguna vez fui, hasta que me siento mal y recuerdo la facilidad en la que horas invertidas se pierden en minutos.
Lo intente y lo único que hice fue lograr ser yo el que no supo apreciar y entendí que todavía no encontraba lo que me robaron.
Encontré mi lugar justo donde lo había dejado, preguntándome cada mañana si debería de cortarme el pelo o dejarlo crecer, siendo el eco de la platica común, porque mi problema nunca fue falta de creatividad, sino una aspiración a tener mejores cosas por contar, cosas menos cotidianas, pero encontrar el equilibrio y aprender a contar este tipo de cosas con un aire de racionalidad y amor es lo que me caracterizaría, porque muy al fondo siempre seré un niño encontrando su primer amor, con esa emoción y ese miedo de ser descubierto.
Siempre será ese niño que despertara cada mañana viendo el techo preguntándose si cortarse el pelo o dejarlo crecer, preguntándose como le gustaría mas a ese primer amor.

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional

Es lo que tengo que hacer

Con ojos llorosos y algunas inspiraciones con aliento de alcohol te digo.
No soy lo que espere ser y mucho menos soy alguien a quien podrás querer. Soy alguien escondido dentro de culpas y sentimientos de grandeza. Soy alguien que se culpa a si mismo. Alguien consiente de su situación, alguien que por más culpa que tome nunca será suficiente como para desahogar el estrés. Me resbalo en tu vida como lagrimas sobre alguien más.
Acepto las decisiones que he tomado porque me han apoyado a ser quien soy pero contrario a todo. Soy infeliz. No soy quien podría ser contigo y quisiera una oportunidad. Algo para mi bienestar algo para salirme de esta rutina masoquista de abandono espiritual. Alguna forma de no dejarme abandonado al mismo tiempo de ser feliz con alguien más.
Si de justicia hablamos no tiene caso seguir pensando. Seguir intentando y buscar alguna forma en la que todos estemos felices. Simplemente hay gente que crea sus propias mentiras tratando de ilusionarse sobre una pequeña esperanza.
Yo soy una de esas. Hago todo a medias tratando de estar y no estar con alguien. 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional

Gracias por siempre estar aquí.

Mi amiga me dijo: “Prender un cigarro con lo que queda de otro. Ese sentimiento de no poder dejar de sentirlo sin romper en llanto.

Es lo mismo que con las personas.
Habernos hecho dependientes de sentir cariño. Y buscarlo con sed por cada rincón del entorno.
Una sed que solo es saciada con una antigua risa. De las que silenciosamente atraía a tomar un salto de fe hacia ella. Todo lo que alguna vez fuimos.
Como la garrapata brincaremos de cuerpo a cuerpo, cuando ya nos atendió.”

Lo único que pude pensar. La sensación de mi consciencia preguntándose si estaba feliz con lo que había hecho. Con lo que había dicho.

Sentí una lagrima gris como lo hice sobre algunos ríos rojos por malas decisiones.

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional

Atrapado

Atrapado entre las líneas que escribo y las cosas que siento, todo se resume a una creatividad mayor que mi valentía.
Estoy atrapado en un espejo de realidad, viendo todo lo que podría pasar si siguiera mi instinto.

Estoy atrapado, apuntando a tu corazón con un viento de ilusión. Esperando las cosas fluyan.
Atrapado entre el miedo y la esperanza.
Atrapado entre el pasado y el futuro.
Atrapado desde el momento en que te vi.

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional

Tu nombre sin apodo

Se siente tan correcto que aún recuerdo como se siente hablar contigo.

Siento una sensación cálida recorrer mi cuerpo al punto de querer besarte.
No tenemos siquiera que tratar, esta química es natural.

Nunca sabré cuánto es suficiente porque quiero tenerlo todo.
Una voz de cascada brota de esos labios de chocolate esponjados.

Me doy cuenta ahora que mis labios saborean los tuyos que seriamos más que perfectos juntos.

Me dijiste que te gustaría te dedicara un poema.

Pues esto que escribo bajo las mismas estrellas de esta noche nublada es solo para ti.

Esperando la luz verde. 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional

19/12/17

La testosterona y en este caso hormonas de los que tratan, una sonrisa comunal con deseos de fracaso.

Es un concurso de actitudes, lugares del pasado y objetos comunes.

Labia de miel, palabras sin sentimiento.

Es el entendimiento visual de los que saben, el movimiento natural de los que no.

La testosterona y en este caso hormonas de los que tratan.

 

 

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional