mon amour

Te amo profundamente, pero no sé quién eres.

Estoy enamorado de una idea, sin poderle poner nombre. Culpo a las estrellas por hacerte la persona ideal. ¿O será que pienso en ti y me enamoro?

Te canto con frío, tomo con sed y fumo con hambre, todo para llenar el vacío que deja tu nombre desconocido.

Te conozco, te conocí o no te conozco en lo absoluto, estás conmigo o todavía no lo has estado. Dejo un asiento vacío junto a mí, esperando el suspiro que nunca dejaste. Esperando en un futuro lo llenes mientras me miras. No puedo más que amarte y perderme en la idea de que borracho y solo, te espero.

Un vaso cada vez más lleno para un alma cada vez más vacía, la noche pasa y me abstengo por miedo, miedo de lo que pasa, miedo de todo lo que traigo conmigo y lo que sólo las canciones entienden. El asesino silencioso que es la ansiedad de no ser lo mismo por ser diferente, equitativamente nos equivocamos en decisiones, todo para aceptar los errores cuando las luces se apagan. Me abstengo por miedo y por todo lo que tengo en mis hombros. La fórmula para morir con alcohol y cambios hechos para que me notes. Decidí dejar mi pelo largo y cambiar para ti. No un cambio físico, pero de mentalidad, ser realmente lo que quiero ser libremente, una mente que no se miente, una mente que miente al caminar, adicto a tu nombre, anclado a la idea de la relación perfecta. Imaginando tus labios bailando mi nombre. Recuéstate conmigo y serás el alcohol que me mantenga cálido por una noche; quién sabe, tal vez más que eso.

Ámame con la misma fuerza con la que deseo tenerte. Ámame con las mismas mentiras con las que busco acercarme, entre la costumbre del pasado y lo que depara el futuro creo que sólo te necesito a mi lado.

Espero algún día encontrarte y enseñarte todo lo que te escribo sin siquiera conocerte. Porque la persona indicada es solo una persona, eres tú. Después de prueba y error, al encontrarte y estar bien, cuando tu corazón sea mío como el mío es tuyo creo que dejaré la idea de un nosotros y se convertirá en una realidad. Algo que sólo tú entenderás, si es que eres la indicada. El deseo de gritar con humo entre nuestros labios y abrazos en la madrugada. El deseo de un entendimiento extrañamente fuera de lugar, que encaje justo en nuestra vida. Lo que he estado muriendo por hacer.

Escucha cuando hablas, eres un reflejo inverso de mi segunda persona, lo que el poeta dice el depresivo necesita. Lo que el idiota anhela el escritor lo pone a prueba, lo que necesites está a una llamada de distancia, pues siempre estoy solitario sin ti, viendo fotos vacías soñándonos abrazados al atardecer con sonrisas amplias y cálidas. Todo lo que nunca he tenido y la ansiedad dice nunca tendré.

Te amo profundamente.

Te amo tanto, que dejo un asiento vacío junto a mí, esperando me abraces y me digas mon amour.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s