Los Días

Algunos días empiezan con una pesadilla, un recordatorio de soledad y desamor: días que aún con ganas de hablar, es mejor volver a dormir y continuar sufriendo por algo ficticio.

El despertar significa afrontar la verdad más cruda de todas; algunas cosas nunca serán lo que deseamos, algunos sueños es mejor no seguirlos y dormir con pesadillas.

En los días como estos se siente una sensación de calor, que, atada a tu piel, te incomoda a un nivel más que físico, emocional. Es esa sensación de no poder sacudirte y dejar caer el peso muerto que, de una forma tan masoquista, llevamos con nosotros.

Son días que cruelmente deseamos miserias, algo que nos distraiga de esta fantasia por alguien mas, algo que nos aleje de estas ansias de tener lo que vemos.

Amor.

Porque algunos días empiezan con una pesadilla, pero todos terminan con mi necesidad de ser amado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s