Hola

Delante de mis ojos dos carnosas lunas de caramelo.
Mi corazón debatiendo entre decir lo hermosa que te veías sudada o actuar como si nada.

Cuando cambie mis lentes de la realidad empecé a ver un indicio de cobardía.
Con miedo te dije y no hiciste más que confirmar y hacer lo que debía.

A la mañana siguiente me di cuenta que me das vibras alegres.
Que esa mañana era una típica mañana, pero de alguna forma. Más hermosa

 

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 4.0 Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s